domingo

domingo que??





La práctica debería ser producto de la reflexión, no al contrario. (Hesse)

jueves

video clip

video

miércoles

botanico carioca

un botanico acorde a la magnifica ciudad
de Rio de Janeiro
























































sábado

Vicente

me tomo el atrevimiento de postear algunos escritos tuyos;
¨caricatura de un enfermo de amor¨ es el primer libro,
mi preferido y de donde salen estos fragmentos




Con la altura de este cielo, porque son muchos los peces
desde aquí, ¿podria yo imitar a los dientes y ser el sol que-
dándose dormido? No te acerques a las espigas, son parte
de una soledad cuyo dueño no aparece.

.

Repetir, por ejemplo, todo lo entendido, y no haber entendido
que el verbo es repetir. Seguir dando vueltas, salir a bus-
car, como si uno, caminando, se pudiera encontrar.
.
.
Inconscientemente vamos por un camino, y concientemente
nos ponemos a buscar otro camino, en vez de hacer con-
ciente el camino por el que vamos.


Esta noche te estoy esperando, como los pozos chiquitos
esperan a la lluvia. Con mi camisa blanca, y mis tontas ideas
acerca del mar.
Seguramente algunas cosas te seran extrañas. Pasa, éste soy
yo; ¿te acuerdas? Si quieres puedes tomarme de la mano
y podemos salir y caminar desentendidos de paredes y
puentes.
Esta noche puedes no venir. Arcaico rememoro el lugar, la
tarde en que te animaste a abrazarme; el beso impensa-
do; y lo absurdo y lo grande del tiempo que vendrá.
-¿Cómo?
Y algunas otras cosas; pocas mas. El auto de tu padre; los
ojos de tu madre...
Sencillamente te extraño. Estoy en el piso, sentado; en pe-
numbras y sin fuerzas, como un relampago disuelto en un
café. Y tú, definitivamente, no llegaras.
Esta noche ha estado lloviendo, y yo te recuerdo, aún a ries-
go de olvidar que el cielo se esta abriendo y que el viento,
aunque no lo parezca, permanece siempre en el mismo lugar.



Dificil es, pues, por el momento, referirse al mañana como a
algo improbable, magico, transformador.
.

¨Pero claro, yo estoy hecho de pie-
dra y de miel; y por lo visto no me
acuerdo de nada, porque sigo salien-
do a caminar, y siempre vuelvo. A
veces tan pero tan triste que te res-
piro y no me doy cuenta.¨


Quebradas las alas del equilibrio, en el espacio atardecido la
paloma se despoja de señales; la soledad esta al caer.
Pàlidos, y al influjo de su penumbra, los reyes se desnudan;
y miden en ti lo inalcanzable: el alba, mi odio.
Te invitan a sus paseos, rozan tus mejillas, y te aceptan
mojados en sus entierros.
Pero, el sol no cae tan lejos como para caer de Dios.
.
He sabido de tiempos y de pueblos y de lenguajes. He saltado y
he dicho amor; y he visto bien a la lluvia. En fin, que yo
tambièn era uno de aquellos. Puedo verme viendo el mar
en el ayer hoy que las calles se pueblan de signos.
//
Pero es la vida, oscilante. De plomo, de hierbas, y de un
constante movimiento. Hay que ver còmo las aves callan
para entender. Hay que mirar el techo, y rotar.
Esto es para payasos. Aqui no caben quienes escogen sus
espinas, el menù econòmico, el sol, las plazas llenas de
gente...
.
Estoy ahorrando plata para volverme loco,
es natural;
y como todo buen demente
tengo una buena razón.
.

martes

Cementerio de la Chacarita

toda una ciudad destinada al descanso de miles de almas,
merodeada por cientos de pajaros que tambien han hecho de este su hogar





































sábado

breve cita de Julio

No es necesario que me mandes, perro, el mar se asiste solo.
Lo más mísero del pelo cortaría la rueda pero ya sabemos tonsurar el destino.